Indignidad hereditaria o sucesoral



En Colombia existe la figura de la indignidad hereditaria que consiste en la inhabilidad o la pérdida del derecho que recae sobre una persona para ser heredero o legatario por el hecho de haber incurrido en las causales establecidas en el artículo 1025 del Código Civil Colombiano.

Tabla de contenido

  • Qué es la indignidad sucesoral.

  • Causales de indignidades sucesoral.

  • Declaración judicial de indignidad sucesoral.

  • Perdón de la indignidad sucesoral.

  • Indignidad hereditaria y desheredamiento.

Qué es la indignidad sucesoral. La indignidad sucesoral o hereditaria, es cuando una persona se considera indigna de recibir herencia en razón a su comportamiento respecto a la persona que fallece y de quien por ley es heredero, por lo tanto, se le priva de la herencia.

El pilar central de nuestra sociedad es la familia, y esta se debe cuidado, apoyo mutuo y lealtad, y si estos principios no se respetan existen algunas consecuencias como la indignidad hereditaria. Quien pretende recibir herencia de una persona fallecida como el caso de los padres, debe merecerla, y es lo que se busca con esta figura.


¿Necesitas un abogado especialista de Indignidad?

Escribenos al directo por whatsapp

Causales de indignidades sucesoral.

El artículo 1025 del código civil colombiano, modificado por la ley 1893 de 2018 considera las siguientes causales de indignidad sucesoral o hereditaria.

  1. El que ha cometido el crimen de homicidio en la persona del difunto o ha intervenido en este crimen por obra o consejo, o la dejó perecer pudiendo salvarla.

  2. El que cometió atentado grave contra la vida, el honor o los bienes de la persona de cuya sucesión se trata, o de su cónyuge o de cualquiera de sus ascendientes o descendientes, con tal que dicho atentado se pruebe por sentencia ejecutoriada.

  3. El consanguíneo dentro del sexto grado inclusive que en el estado de demencia o destitución de la persona de cuya sucesión se trata no la socorrió pudiendo.

  4. El que por fuerza o dolo obtuvo alguna disposición testamentaria del difunto o le impidió testar.

  5. El que dolosamente ha detenido u ocultado un testamento del difunto, presumiéndose dolo por el mero hecho de la detención u ocultación.

  6. El que abandonó sin justa causa a la persona de cuya sucesión se trata, estando obligado por ley a suministrarle alimentos. Para los efectos de este artículo, entiéndase por abandono: la falta absoluta o temporal a las personas que requieran de cuidado personal en su crianza, o que, conforme a la ley, dem